• portugues
  • espanhol
  • ingles
  • diminuir texto
  • aumentar texto

La vida

Conoce un poco más sobre la vida de Cándido Portinari

La vida: Cándido Portinari

Cándido Portinari nació el día 30 de diciembre de 1903, en una hacienda de café en Brodoswki, en el Estado de São Paulo. Hijo de inmigrantes italianos, de origen humilde, recibió apenas la instrucción primaria. Desde niño, manifiesta vocación artística. A los 15 años, fue a Rio de Janeiro en busca de un aprendizaje más sistemático en pintura, matriculándose en la Escuela Nacional de Bellas Artes.

A vida Candido Portinari

Cándido Portinari

En 1928, conquistó el Premio de Viaje al Extranjero de la Exposición General de Bellas Artes, de tradición académica. Fue a París (Francia), donde permaneció durante todo el año 1930. Lejos de su patria, con nostalgia de su gente, Portinari volvió al Brasil en 1931 y retrató en sus telas al pueblo brasileño, superando de a poco su formación académica y fundiendo la ciencia antigua de la pintura a una personalidad experimentalista antiacadémica moderna.

En 1935, obtuvo su primer reconocimiento en el exterior, la segunda mención honrosa en la exposición internacional del Carnegie Institute de Pittsburgh, Estados Unidos, con una tela de grandes proporciones, titulada “Café”, retratando una escena de la cosecha típica de su región de origen.

La inclinación muralista de Portinari se reveló con vigor en los paneles ejecutados en el Monumento Caminero de la pista Rio de Janeiro – São Paulo, en 1936, y en los frescos del nuevo edificio del Ministerio de la Educación y Salud, realizados entre 1936 y 1944. Estos trabajos, como conjunto y concepción artística, representan un hito en la evolución del arte de Portinari, afirmando la opción por la temática social, que fue el hilo conductor de toda su obra a partir de entonces.

Compañero de poetas, escritores, periodistas, diplomáticos, Portinari participó de la élite intelectual brasileña en una época en que se verificaba un notable cambio de la actitud estética y en la cultura del país.

Candido Portinari e seu filho João Candido

Cándido Portinari y su hijo Juan Cándido

A fines de la década de 30, la proyección de Portinari en los Estados Unidos fue consolidada. En 1939, él ejecuta tres grandes paneles para el pabellón de Brasil en la Feria Mundial de Nueva York. En este mismo año el Museo de Arte Moderna de Nueva York adquiere su tela “O Morro”.

En 1940, participó de una muestra de arte latinoamericana en el Riverside Museum de Nueva York y expuso individualmente en el Instituto de Artes de Detroit y en el Museo de Arte Moderna de Nueva York, con gran éxito de crítica, venta y público. En diciembre del mismo año, la Universidad de Chicago publicó el primer libro sobre el pintor, “Portinari, His Life and Art”, con introducción del artista Rockwell Kent e innumerables reproducciones de sus obras.

En 1941, Portinari ejecutó cuatro grandes murales en la Fundación Hispánica de la Biblioteca del Congreso en Washington, con temas referentes a la historia latinoamericana. De regreso a Brasil, realizó, en 1943, ocho paneles conocidos como “Serie Bíblica”, fuertemente influenciado por la visión picassiana de “Guernica” y bajo el impacto de la 2ª Guerra Mundial.

En 1944, invitado por el arquitecto Oscar Niemeyer, inició las obras de decoración del conjunto arquitectónico de la Pampulha, en Belo Horizonte (MG), destacándose el mural “São Francisco” y la “Vía Sacra”, en la Iglesia de la Pampulha. La escalada del nazi fascismo y los horrores de la guerra reforzaron el carácter social y trágico de su obra, llevándolo a la producción de las series “Retirantes” y “Meninos de Brodowski”, entre 1944 y 1946, y a la militancia política, afiliándose al Partido Comunista Brasileño y postulándose a diputado, en 1945, y a senador, en 1947. En 1946, Portinari volvió a París para realizar su primera exposición en suelo europeo, en la Galerie Charpentier. La exposición tuvo gran repercusión, habiendo sido Portinari condecorado, por el gobierno francés, con la Légion d’Honneur.

En 1947 expuso en el salón Peuser, de Buenos Aires (Argentina) y en los salones de la Comisión Nacional de Bellas Artes, de Montevideo (Uruguay), recibiendo grandes homenajes por parte de artistas, intelectuales y autoridades de los dos países.

Los últimos años de la década de 40 señalaron el inicio de la explotación de los temas históricos por medio de la afirmación del muralismo. En 1948, Portinari se exilió en Uruguay, por motivos políticos, donde pintó el panel “A Primeira Missa no Brasil”, encomendado por el banco Boavista de Brasil.

Panel “Tiradentes”

Panel “Tiradentes”

En 1949, ejecutó el gran panel “Tiradentes”, narrando episodios del juicio y ejecución del héroe brasileño que luchó contra el dominio colonial portugués. Por este trabajo, Portinari recibió, en 1950, la medalla de oro concedida por el Jurado del Premio Internacional de la Paz, reunido en Varsovia (Polonia).

En 1952, atendiendo al pedido del Banco de Bahia, realizó otro panel con temática histórica, “A Chegada da Família Real Portuguesa à Bahia” e inició los estudios para los paneles “Guerra e Paz”, ofrecidos por el gobierno brasileño a la nueva sede de la Organización de las Naciones Unidas. Concluidos en 1956, los paneles, midiendo cerca de 14m x10m cada uno, son los más grandes pintados por Portinari.

En 1955, recibió la medalla de oro concedida por el Internacional Fine-Arts Council de Nueva York como el mejor pintor del año. En 1956, Portinari viajó a Israel, por invitación del gobierno de aquel país, exponiendo en varios museos y ejecutando dibujos inspirados en el recién creado Estado Israelí y expuestos posteriormente en Boloña (Italia), Lima (Perú), Buenos Aires (Argentina) y Rio de Janeiro. En el mismo año, Portinari recibió el Premio Guggenheim del Brasil y, en 1957, la Mención Honrosa en el Concurso Internacional de Acuarela del Hallmark Art Award, de Nueva York. Al final de la década de 50, realizó diversas exposiciones internacionales.

Expuso en París y Múnich (Alemania) en 1957. Fue el único artista brasileño a participar de la exposición 50 Años de Arte Moderna, en el Palais des Beaux Arts, en Bruselas (Bélgica), en 1958. Como invitado de honra, expuso 39 obras en sala especial en la I Bienal de Artes Plásticas de la Ciudad de México, en 1958. En este mismo año, expuso en Buenos Aires, y en 1959 en la Galería Wildenstein de Nueva York, juntamente con otros grandes artistas americanos como Tamayo, Cuevas, Matta, Orozco, Rivera. Participó de la exposición Colección de Arte Interamericana, del Museo de Bellas Artes de Caracas (Venezuela). Cándido Portinari murió el día 6 de febrero de 1962, cuando preparaba una gran exposición de cerca de 200 obras por invitación de la Municipalidad de Milán (Italia), víctima de intoxicación por las tintas que utilizaba.